joomla 1.6

Pilar Moliner de Nuez

INTRODUCCION

El proceso de interrelación entre los diferentes miembros de un establecimiento educacional no se limita a la relación entre las personas, sino que incluye las formas de interacción de los diferentes estamentos que conforman una comunidad educativa, por lo que constituye una construcción colectiva y es responsabilidad de todos los miembros y actores de esta.

En este contexto el Manual de convivencia es un instrumento que aporta a expresar los valores que orientan el Proyecto Educativo Institucional y vivencia en las relaciones cotidianas. Además se constituye como un marco que regula el funcionamiento de la institución y las interacciones entre los diferentes actores de la comunidad educativa.

En nuestro Manual, entendemos como parte natural y cotidiana de la convivencia la presencia de situaciones de conflictos, y su abordaje por tanto también esta dado desde un prisma de naturalización.

EQUIPO DE CONVIVENCIA

Nuestro equipo de convivencia está conformado por representantes de todos los estamentos que conforman y dan vida a la comunidad educativa. Es importante señalar que dichos representantes se constituyen como tales desde la elección democrática entre sus pares, lo que da legitimidad y representación al proceso. El trabajo del equipo de convivencia parte oficialmente el año 2009 desde la creación del equipo con apoyo del Centro de Mediación y Convivencia escolar. Al equipo de representantes se suma la Inspectora General del establecimiento y el proceso es liderado por Orientadora.


La misión del equipo es mantener el Manual como reflejo de un trabajo continuo en el tiempo y en constante cambio y reflexión. El Manual, en este sentido, se constituye como un instrumento dinámico, flexible y que procura estar al día con las transformaciones del contexto social y educativo de la escuela.


OBJETIVOS DEL MANUAL

1.- El Objetivo del manual es constituirse como un instrumento que aporte cuando se deba abordar situaciones de la convivencia, desde la reflexión y el consenso de la comunidad educativa.

2.- Fomentar en la escuela el afianzamiento de culturas institucionales, rutina y procedimientos, que transformen las relaciones pedagógicas, la participación en la gestión escolar y las relaciones con la comunidad, en oportunidades para aprender a convivir de manera constructiva y pacífica.

3.- Contribuir a la construcción de una sociedad equitativa, justa y en paz.

4.- Iniciar protocolo de actuación para los casos de maltrato escolar .

MARCO REGULATORIO

Constitución Política de la República de Chile,
Subvención del Estado a Establecimientos Educacionales.1998.
Estatuto de los profesionales de la Educación D.F.L 19.070 ∕ 91.
Declaración Universal de los Derechos Humanos.1948.
Convención sobre los Derechos del Niño.1990.
Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE) N° 18.962 de 1990. (Probablemente reemplazada en el futuro por L.E.G.E u otra consensuada)
Reglamento tipo de Convivencia Escolar Fundación Pro- Bono
Decretos Supremos de Educación, N° 240 del 1999 y N° 220 de 1998.
Instructivo presidencial sobre participación ciudadana.
Política de Participación de Padres, Madres y Apoderados en el sistema educativo. Mineduc.
Ley de Responsabilidad Penal Juvenil
Decretos supremos de Educación en lo que refiere a OFT
Ley 20536 Sobre Violencia Escolar
Ley de Tabaco, Ley de Alcoholes y Ley de Drogas.
Ley de Tenencia de Armas.
Reglamento Interno. Corporación Municipal de Educación y Salud. Sn Bernardo.
Ley General sobre Convivencia Escolar Boletín N° 7428-04

CRITERIOS PARA ESTABLECER LA GRADUALIDAD DE LAS FALTAS

Leve: Situación que dificulta el proceso educativo y/o la integridad psicológica, física, social y moral, del algún miembro de la comunidad educativa, sin generar un daño.

Grave:
Situación que daña psicológica, física, social y/o moralmente, a algún miembro de la comunidad educativa y que el daño se produce en un momento específico sin consecuencias.

Gravísimas:
Situación que daña psicológica, física, social y/o moralmente, a algún miembro de la comunidad educativa, que se prolonga en el tiempo por más de una semana y/o requiere la presencia de una institución externa (servicios de salud, tribunales, servicios de seguridad pública, entre otros) para su resolución.